logo-aefeCreada en 1990, la Agencia para la Enseñanza Francesa en el Extranjero (AEFE) es un establecimiento público nacional francés colocado bajo la tutela del Ministerio de Asuntos Exteriores y europeos. Asegura las misiones de servicios públicos relativas a la educación a favor de los niños franceses que residen fuera de Francia y contribuye a la difusión de la lengua y de la cultura francesa, así como al fortalecimiento de las relaciones entre los sistemas educativos franceses y extranjeros. El objetivo de la AEFE es servir y promover una red escolar única en el mundo, constituido, en 2011, por 480 establecimientos en 140 países.

Estos establecimientos proponen una enseñanza conforme con las exigencias de los programas de la Educación Nacional Francesa. Estos establecimientos homologados son portadores de valores universales – tolerancia, humanismo, igualdad de oportunidades, curiosidad intelectual, promoción del espíritu crítico – y permiten seguir una escolaridad coherente, del maternal al bachillerato. Además de su pertenencia a una red internacional dinámica, atractiva y abierta, ofrecen una formación particularmente enriquecedora.

La Red de Escuelas Francesas en el Extranjero

La AEFE en cifras

  • 300 000 alumnos entre los que están 110 000 franceses.
  • 480 establecimientos instalados en 140 países
  • Cerca de 12 000 bachilleres cada año
  • Cuenta entre su personal más de 6 400 titulares de la Educación Nacional y 15 000 reclutados localmente

Excelencia

El éxito de todos constituye una ambición reafirmada en todos los establecimientos de la red que pueden mostrar una tasa de éxito en la obtención del bachillerato superior al de los liceos de Francia (95% en promedio, 100 % en un gran número de establecimientos). La inmensa mayoría de los bachilleres de la red acceden luego a las grandes escuelas y a las mejores universidades internacionales.

Comparte

Siendo lugares de encuentros lingüísticos y culturales y vectores de una experiencia compartida, los establecimientos escolarizan a jóvenes de todo el mundo y con una gran diversidad cultural. Una enseñanza piloto de los idiomas permite a la vez integrar a los alumnos nacionales por una enseñanza específica de francés, enseñarles la lengua del país de acogida a todos los alumnos y promover la práctica del inglés en un contexto internacional.

Difusión

Acogiendo entre sus alumnos (más de 60 % de los efectivos) a niños de los países de acogida y extranjeros, de nacionalidad diferente a la del país de acogida y a la francesa, la red contribuye a la difusión de la lengua y de la cultura francesa. Cultivando la comunicación y la comprensión interculturales, forja afinidades sostenibles entre estos alumnos y Francia.